Chiara Luce Badano, una vida luminosa

Chiara Badano nace en Sassello el 29 octubre 1971. Esperada por mucho tiempo, es unica hija, y recibe de su familia una fuerte educacion cristiana. Llena de talentos, bella y deportista, tiene muchisimos amigos.

Se adhiere al Movimiento de los Focolares cuando tiene tan solo nueve años; allì descubre Dios como Amor, y lo convierte en su ideal de vida.

A los 17 años, golpeada por un terrible tumor, lo enfrenta apoyandose completamente en Dios, tambien en los momentos mas duros. A quienes se acercan, comunica alegria y serenidad.

En un clima de “extraordinaria normalidad”, donde Cielo y Tierra parecen encontrarse, Chiara advierte que el fin està llegando, y se prepara como para un casamiento.

Fallece al amanecer del 7 octubre 1990. Poco antes, se habia despedido de su mamà diciendole: “Que seas feliz, porquè yo lo soy”

Muy pronto su testimonio de vida se difundirà en todo el mundo.

Chiara Luce Badano fuè proclamada beata en 2010. Pocos dias despues, asì la recuerda Papa Benedetto XVI:

“Creo que todos ustedes sepan que el sabado 25 septiembre, en Roma, fuè declarada beata una chica Italiana de nombre Chiara, Chiara Badano. Los invito a conocerla: su vida no fuè larga, pero es un mensaje maravilloso. Chiara nació en 1971 y murió en 1990, por causa de una enfermedad incurable.
Diecinueve años llenos de vida, de amor, de fè. Dos años, los ultimos, llenos tambien de dolor, pero siempre en el amor y en la luz, una luz que iluminaba a su rededor, y que llegaba de adentro: desde su corazon lleno de Dios. Como es posible todo esto? Como puede una chica de 18 años vivir un sufrimiento asì, humanamente sin esperanza, difundiendo amor, serenidad, paz y fè? Claramente es una gracia de Dios, pero esta gracia fue preparada y acompañada tambien por medio de ayuda humana: la colaboracion de Chiara misma, sin duda, pero tambien la de su padres y amigos (…)”.

Benedetto XVI, Palermo, 3 Octubre 2010